divendres, 2 de maig de 2008

RESTAURANTE MARISOL. ELS VALENTINS (ULLDECONA)

Cabe decir que el restaurante Marisol, en els Valentins (Ulldecona), también conocidos popularmente como “els Masets”, es uno de aquellos restaurantes que suelo visitar de cuando en cuando. De muy joven acudía con los amigos a comer conejo, quizás el plato más típico del lugar. Recuerdo con especial cariño un año que pasábamos por allí para tomarnos el “carajillo” y después ir a bailar al carnaval de Godall. No nos venía de paso ni mucho menos, pero… Es un restaurante familiar que data de 1927 del que he conocido a las dos últimas generaciones y desde que lo lleva Marisol, “la hija”, con su marido, lo cierto es que el restaurante ha ganado muchísimo. La reforma que hicieron hace algunos años le dio una forma de restaurante rústico, a la vez que tiene aires de moderno. La combinación no está nada mal. Quizás para el cliente que acude por primera vez, lo que sorprende son los enormes puzzles con los que se decoran las paredes. No sé las piezas que tendrán, pero miles y algunos miles más los de mayor tamaño; reproducen cuadros de la pintura clásica i hasta un reloj de péndulo que, seguramente, si tuviese pilar marcaría la hora en punto. La relación calidad precio es alta 4. La carta, basada sobre todo en la carne, es variada y sugestiva y la carta de vinos bastante completa, pero quizás un poco cara. Comida: 4; los platos son bastante abundantes, sabrosos y bastante bien presentados con acompañamiento adecuado y el dueño te ayuda en la elección, por lo que también es una cosa a valorar; tiene postres de la casa como flan de huevo o crema catalana. Bebida: 3,5; creo que deberían tener más vino del país D.O. Terra Alta, Montsant, Priorat…, pero es bastante variada. Instalaciones: 4,5; es un lugar donde te sientes cómodo, quizás al entrar parece que tiene una excesiva decoración, pero cuando ves de que se trata, aprecias el trabajo de la dueña en su confección; la chimenea siempre es un elemento que valoro de forma considerable. Aseos: 3; no son muy amplios, pero están limpios y, además adaptados para la gente que tenga la movilidad reducida Servicio: 4; como ya he dicho, el dueño, que es el que toma la nota te aconseja sobre la idea que tu llevas y se muestra amble y servicial. Entorno: 2,5; els Valentins está cerca y lejos de todo, según como sé mire. Al tratarse de un barrio, prácticamente no tiene elementos de interés, pero a unos 10 kilómetros podremos adentrarnos en la Tinença de Benifassà y más o menos a la misma distancia encontraremos Ulldecona, con todo el atractivo que tiene esta población del S de Catalunya. El Parc Natural dels Ports también sé encuentra a una distancia similar.