diumenge, 12 d’abril de 2009

RESTAURANTE TORRETA DE REMOLINS (Tortosa-Tarragona-)

El restaurante la Torreta de Remolins es propiedad de Marc Duran. Está situado en el casco antiguo de Tortosa, en el barrio judío, cerca de la catedral y del antiguo matadero modernista, hoy restaurado y convertido en edificio multiusos. Es algo difícil de encontrar, ya que no tiene acceso directo a ninguna calle principal de la zona. Su nombre sé debe a que, antiguamente, en el lugar donde sé ubica, había una antigua torre de la muralla de defensa de la ciudad. La relación calidad precio es bastante buena: un 4 sobre 5. El precio por persona alrededor de 25 €; también sé sirven menús a precios más económicos. La carta es bastante amplia y bien surtida. La cocina está a medias entre la denominada “de autor” y de “mercado”. Hay que probar el menú degustación (unos 30 €) De todas formas, lleva en la carta muchos años, por lo que sé podrían ir cambiando los platos en el transcurso del tiempo. En cuanto a la carta de postres existe variedad y buena presentación con especialidades de la casa incluidas. Valoración 4. La bodega es bastante amplia. Sé saca una carta de vinos de denominación de origen Terra Alta elaborada por la misma DO, donde sé explican las características de cada vino. Por una parte es positivo que sé promocionen los vinos de la zona, pero por la otra, hay que poner a disposición del cliente toda la buena selección que sé puede servir; un 3,5. En cuanto a las instalaciones hay que decir que han sido remodeladas recientemente y conservan una característica de la distribución anterior. Sé pueden acotar las zonas y de esta manera dar intimidad a un grupo si este es su deseo. Son confortables y acogedoras, con capacidad para unas 60 personas. La decoración muy acorde con el estilo y ambiente: un 4,5. Los aseos son amplios y muy limpios: un 4,5. El trato entre los camareros y público es bastante frío. Habría que mejorar en este aspecto: un 2. En cuanto al entorno cabe destacar. Como ya he dicho la proximidad del antigua mercado (muy recomendable para visitarlo), el río Ebro, la catedral gótica y otros palacios góticos y renacentistas, además del call o barrio judío, las murallas (en restauración en alguna parte), etc.: un 4.

2 comentaris:

Jesús M. Tibau ha dit...

jo hi he sopat i s'hi menja bé

Marta Pulido ha dit...

S'hi menja molt be i el tracte es agradable. Fan també menús especials per a festes del renaixement :-)