dilluns, 10 d’agost de 2009

LA FERIA DE LAS FIBRAS VEGETALES DEL MAS DE BARBERANS

Si pensamos en un “bolso”, seguramente pensaremos en un bolso de piel o tal vez de tela. Y si lo hacemos con unos “pendientes”, la imagen que se formará en nuestra cabeza sera la de unas orejas donde colgarán unos pendientes de oro o bisutería fina. Pero a los que yo me refiero están hechos de otro producto mucho más desconocido: de hojas de palmito (la única palmera originaria de Europa) Evidentemente, antes de que dicha hoja pueda ser “trabajado”, hay que dejarse secar al sol durante algún tiempo. Al palmito seco se llama aquí “pauma” y una vez trenzado y listo para manipular, “llata”. En las zonas donde es abundante el palmito (la planta se llama “margalló”), antaño, las gentes lo utilizaban para confeccionar utensilios relacionados con los trabajos agrícolas o las tareas domésticas. Los más comunes eran los capazos para la recolección de aceitunas, algarrobas, etc., las alforjas para que el animal pudiera transportar objetos pequeños por lugares donde al carro le era imposible transitar, zurrones, avivadores para el fuego, escobas, etc. Uno de estos pueblos que trabajaban la artesanía de la hoja de palmito era Mas de Barberans, situado al pie dels Ports en la comarca del Montsiá, la más meridional de Catalunya. Desde hace 7 años, Mas de Barberans ha recuperado la tradición y el arte de confeccionar artículos con fibras vegetales con el nombre del “el Racó dels Artesans” (el rincón de los artesanos) En la feria no encontraremos sólo artesanos (muchos de ellos mujeres) que trabajan la hoja de palmito, sino también otras fibras vegetales. Las estrechas calles del pequeño pueblo (unos 700 habitantes) se llenan de paradas y visitantes durante el fin de semana del primer domingo de agosto. El lugar más emblemático es la plaza situada delante de la Iglesia de San Marcos. Allí se concentran la mayoría de los artesanos del palmito. Hasta que se construya el centro de interpretación, cada año se organiza una exposición donde se muestra la habilidad de los artesanos en el Certamen Internacional de Fibras Vegetales que se ha efectuado con anterioridad y del que este año se ha celebrado de 3ª edición. Como complementario a la feria encontraremos, además, productos artesanos de alimentación elaborados por comerciantes del pueblo y venidos de otros lugares de la zona y también otros tipos de artesanía elaborada con cuero o madera, bisutería, pintura, etc.