dissabte, 22 de març de 2008

RESTAURANTE CAN BARRINA. ARNES

Encontrar una marisquería en plena montaña (els Ports de Tortosa Beseit) no suele ser habitual. Pero Can Barrina combina lo mejor de la mar (del puerto de Sant Carles de la Ràpita) con lo mejor de la montaña. Así en su variada carta nos podemos encontrar con unos calamares a la romana elaborados en la cocina del propio restaurante, unas gambas rojas o unos caracoles de mar y también con un “cibet de jabalí” (carne que antes de ser elaborada se deja descomponer un poco hasta el punto exacto –es un plato difícil que se encuentra en muy pocos restaurantes), un entrecot al roquefort, a la pimienta verde o simplemente a la brasa o unas costillas de cordero, también a la brasa. En el apartado de entrantes cabe decir que son variados y autóctonos: escalalivada de bacalao (es una ensalada con tomate y aceitunas del terreno), judías secas (blancas y negras) con longaniza, ensaladas, entremeses, etc. Y en el apartado de postres cabe destacar el músico (postre de frutos secos –sobran los pistachos) que se sirven acompañados de una copita de moscatel), muy tradicional de Catalunya. La relación calidad precio es buena 4 (sobre 5) (unos 20 euros por persona, siempre que no sé pida pescado) Comida: notable, 3,5. La mayoría de acompañamiento es en conserva y las patatas fritas, congeladas. Bebida: insuficiente, 1. No dudo que exista carta de vinos, pero no va con la carta y tampoco la trajeron. Servicio: deficiente, 1. Al ser Viernes Santo el comedor estaba muy lleno, incluso se hicieron dos turnos. El personal era insuficiente (para días así habría que contratar más personal) y tardaron una eternidad en servir. Amabilidad: insuficiente, 2. Se supone que debido a la multitud de gente y al exceso de trabajo. Al terminar de comer, el dueño Lluís Borrull, a invitación nuestra nos habló de su afición a la caza y de los problemas que tuvo a la hora de servir cabra hispánica cazada legalmente de la reserva dels Ports. Instalaciones: insuficiente, 2. Haría falta una pequeña remodelación. Han quedado un poco anticuadas. Aseos: aprobado, 2,5. Decoración: aprobado, 2,5. “Luce” varios trofeos de caza, cobrados por el propietario, No hay ninguna referencia al mar. Entorno: notable: 3,5. La población de Arnes merece una visita. Destaca el ayuntamiento renacentista, varias casas y sus portales.