diumenge, 13 d’abril de 2008

RESTAURANTE LA FONT DEL PAS. BECEITE (MATARRAÑA -ARAGÓN-)

Cuando a alguien de nuestras tierras le hablas de comer en Beceite (Beseit), lo más seguro que te pregunte si vas a comer a casa de la Sra. Cinta. Pero antes de entrar en el pueblo hay un antiguo molino harinero del siglo XVIII que ha sido restaurado para albergar un hotel y un restaurante: La Font del Pas. Nada más llegar impresiona ver la enorme edificación magníficamente restaurada y con detalles que sorprenden los ojos del viajero: flores, fuente, etc. Y por supuesto el río Matarraña que corre sin prisa pero sin pausa al lado mismo del complejo. Dejamos el coche en la zona de aparcamiento habilitada y nada más bajar nos encontramos con los dueños (Ramón y Maria Ángeles) paseando tranquilamente antes de ponerse a servir las mesas a la hora de comer. Al llegar al interior, lo que ves no te defrauda: un pequeño saloncito amoblado con gusto y con fotografías antiguas del pueblo y otros objetos de decoración. El comedor es pequeño pero espacioso (no es de aquellos que para que pasen los de la mesa de al lado has de levantarte tú) Y justo al lado hay otro comedor separado por una gran puerta con cristaleras, por lo que, en casos de necesidad se puede ampliar sin demasiados problemas. Una chimenea “preside” el comedor. La relación calidad preció es muy buena, 4,5 (sobre 5), 22 euros el menú sin incluir el vino y los cafés. Comida: muy buena, 4,5.; la carta no es muy amplia pero lo que tuvimos ocasión de probar estaba delicioso; caben destacar los postres caseros y variados. Bebida: aprobado, 2,5; lo cierto es que no vimos la carta de vinos, de entrada te ofrecen el “vino de la casa” que está bastante bien, aunque se desconoce el origen, pero se supone que es de la zona; como vimos que en otras mesas ofrecían. Servicio: muy bueno, 4,5; se nota que lo hacen todo la familia, pero son rápidos y serviciales. Instalaciones: excelente, 5; la restauración es magnífica, la decoración esmerada y a tono con el tipo de instalación y el lugar. Aseos: Excelente, 5; amplios y limpios; el detalle de que la luz se encienta al entrar es una forma de ahorrar energía, pero habría que llevarlo también a los grifos de agua. Entorno: magnífico, 5; junto al río, rodeado de naturaleza, cerca de un pueblo encantador y con muchas posibilidades para disfrutar de la naturaleza.