dilluns, 23 de març de 2009

VIA VERDE DE LA VAL DE ZAFÁN (TRAMO EL PINELL DE BRAI-SANTUARIO DE LA VIRGEN DE LA FOTCALDA-PRAT DE COMTE)

Las vías verdes en España suelen ser los trayectos que antaño seguían los ferrocarriles y que, por no ser rentables, sé cerraron y abandonaron. En el caso que nos ocupa, el cierre definitivo, ocurrió en 1973. Con el paso del tiempo estos trazados sé han recuperado para poder hacerlos con bicicleta o a pie sin el peligro de toparte en el trayecto con un vehículo de motor. Una de estas vías es la llamada Val de Zafán. Cuando circulaba el tren, hacía el recorrido entre Zaragoza y Tortosa. Aunque estaba previsto llegar al puerto de los Alfaques en Sant Carles de la Ràpita, nunca llegó hasta este destino. La parte recuperada es la que saliendo de Tortosa transcurre paralela al río Ebro durante los kilómetros iniciales y, en un momento dado, penetra hacia el interior, ya en la comarca de la Terra Alta, para dirigirse hacia Valderrobles y la Puebla de Híjar en la provincia de Teruel. El recorrido propuesto sólo es un pequeño tramo de unos 10 kilómetros en la comarca de la Terra Alta y que transcurre entre las estaciones del Pinell de Brai i Prat de Comte, pasando por el espléndido paraje del santuario de la Virgen de la Fontcalda. Llegaremos con el coche hasta la entrada del pueblo del Pinell de Brai por la C-235. Desde allí ya podemos coger la vía verde, aunque serán unos 4 ó 5 kilómetros más. Cogeremos la antigua carretera a Tortosa (T-330) que ahora nos llevaría hacia Prat de Comte. En un momento dado del trayecto veremos una señal a nuestra izquierda y a unos 100 metros está la estación abandonada del Pinell. Aquí podemos dejar el coche y seguir el recorrido a pie o con bicicleta. Enseguida cruzaremos un túnel y al salir de él, nos encontraremos por primera vez con el río Canaleta que cruza la vía verde. A partir de aquí, siempre que nos topemos con el río, éste, estará a nuestra derecha. En el trayecto nos iremos topando con varios túneles lo que indica que estamos en una zona abrupta. Al llegar al santuario de la Fontcalda podemos bajar hasta allí para descansar, comer, beber o, simplemente bañarnos los pies en la balsa de agua tibia (de aquí su nombre –font-calda-) Si hemos ido preparados o hemos llevado un coche de avituallamiento (tendrá que ir por otra ruta, por supuesto), el recinto dispone de barbacoas para poder asar unas chuletas y mesas con bancos para sentarte a comer. En este lugar, es aconsejable seguir el curso del río hacia ambos lados por los senderos adaptados para ello. Las vistas desde allí son impresionantes. Después podemos seguir hasta la estación de Prat de Comte, a un kilómetro escaso o coger el camino de vuelta. RECOMENDACIONES: Toda persona acostumbrada a caminar o ir con bicicleta sabe que tiene que llevar ropa y calzado cómodo y adecuado; pero también alguna prenda impermeable, agua, algo de comida, etc. Y en este caso linternas para pasar por los túneles. Normalmente las bicicletas ya llevan su propio sistema de alumbrado. DIFICULTAD: Baja.