dissabte, 8 de novembre de 2014

CATÍ, LA VILLA DE LAS 4 ERMITAS

La villa de Catí es un pequeño municipio de unos 800 habitantes situado en la comarca del Alt Maestrat, limitando con los términos de MorellaXertSant MateuTírigAlbocasserla Salzadella y Ares del Maestrat. Su situación es privilegiada, ya que se trata de una población de media montaña entre el mar Mediterráneo y el Sistema Ibérico. El conjunto histórico artístico de Catí fue declarado bien de interés cultural el 3 de diciembre de 2004.  
A pesar de haber pasado por Catí en numerosas ocasiones camino de Benassal o de Ares, nunca me había detenido pese a los atractivos que se pueden ver mientras se pasa por la población.
En alguna ocasión había estado es en el paraje de l’Avellà, donde se encuentra el santuario de la Virgen de l’Avellà (también conocida como la Virgen de la Misericordia), así como el manantial de agua del mismo nombre.  Está situado a 5 Km del municipio y para acceder se pasa por un pequeño túnel de unos 100 metros de longitud. La reciente construcción de apartamentos turísticos y la restauración de la Casa de Banys (Casa de Baños) reconvertida en restaurante, han mejorado considerablemente los servicios que se ofrecen, cosa que ha permitido recuperar el esplendor que tuvo antaño y, por lo tanto, el número de visitantes.  




QUÉ VISITAR

Cruzando la villa se pueden ver los tres edificios principales, pero sólo si te detienes los puedes observar con todo detalle: la Casa de la Vila con la lonja, la Casa Miralles o de los Sanjuanes y la Iglesia parroquial de la Asunción de María con su esbelto campanario conocido popularmente como la Torre.

-La Casa de la Vila es un edificio civil de estilo gótico construido en 1428. En la parte inferior, que hizo las veces de lonja, alberga la oficina de turismo. Destacan los arcos de media punta tanto para acceder al recinto como en su interior.

-La Casa Miralles está separada de la Casa de la Vila por el callejón del Viento y en los bajos alberga un bar. La planta baja también tiene arcos de media punta, mientras que en su fachada destacan sus dos ventanas y el reloj de sol. Se construyó en 1455.

-La Iglesia parroquial de la Asunción de María es un sobrio edificio del siglo XIV, donde destacan el campanario y la abadía. Es de estilo románico, aunque con posterioridad se le fueron añadiendo nuevos elementos. Contiene verdaderas obras de arte, como uno de los mejores retablos pintados en el siglo XV por el artista valenciano Jacomart, pintor del rey Alfonso V.

-Los blasones, escudos y otros símbolos que se encuentran en diferentes casas de la villa.

-Las ermitas.



Además de la citada con anterioridad situada en el balneario de l’Avellà, en los alrededores del municipio están las de la Virgen del Pilar, de Santa Ana y de San Vicente Ferrer.
En el interior de la población también hay una capilla dedicada a de San Vicente Ferrer. En su parte inferior tiene una fuente que se nutre de las aguas de l’Avellà y que hace las veces de abrevadero. Ocupa el mismo lugar donde antiguamente estaba la Font Nova (Fuente Nueva)

-Los lavaderos. Cerca de la capilla de San Vicente Ferrer se encuentran los lavaderos públicos, un tipo de construcción que en la mayoría de pueblos de la provincia de Castellón han sobrevivido a las lavadoras automáticas. Antiguamente solían ser los centros de los chismorreos del pueblo.

-Las construcciones de piedra en seco (sin argamasa) que se localizan por todo el término municipal. Pasando por la carretera se pueden ver algunas barracas de pastor.



DÓNDE COMER

La villa tiene una gastronomía excelente basada en la cocina tradicional de la zona. Sus platos están llenos de aromas y sabores destacando los guisos de carne, la olla catinenca (similar a la que se elabora en los otros pueblos del Maestrat y los Ports), los dulces… Y alguna que otra sorpresa (*)
Los tres restaurantes de referencia son:

Casa de Banys, en el balneario de l’Avellà. http://www.banyslavella.com


Casa Carbó.




DÓNDE DORMIR

A falta de hoteles, se puede dormir en:

Pensión el Prigóhttp://www.elprigo.com

Además existen diversas casas rurales y apartamentos turísticos, sobre todo en la zona de l’Avellà.Alguno de ellos de reciente construcción.  http://www.toprural.com/Casas-rurales_Cat%C3%AD_0_63280_m.html


QUÉ COPRAR

De Catí son reconocidos sus quesos, sobre todo el tierno de oveja y el turrón de guirlache. Pero además se pueden comprar embutidos y patés.
Turrones y Mazapanes Blasco . http://www.camaracastellon.com/bcati
Quesos de Catí Coop. Valencianahttp://www.quesosdecati.com/



ALREDEDORES

Como soy un entusiasta de esta zona, os recomendaría todos los pueblos de los alrededores. De algunos de ellos como MorellaSant Mateu y Peñíscola ya he escrito la correspondiente ruta. También son interesantes Ares del MaestreTraiguera (sobre todo el real santuario de la Virgen de la Salud), Culla, etc.
En los términos municipales de AresTírig y Morella la Vella se encuentran abrigos con pinturas rupestres de arte levantino, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


RUTAS

Por Catí pasa uno de los innumerables caminos de Santiago y des del balneario de l’Avellà se pueden hacer algunas rutas a pie o con BTT.
El ayuntamiento tiene diseñada la ruta de las ermitas.
Además, la oficina de turismo realiza rutas guiadas por la villa: General, Vicentins, Escudos y Emblemas y Relojes de Sol.
Algunas yeguadas organizan rutas a caballo.




LA TRADICIÓN

Como en muchas poblaciones, son tradicionales las romerías a las ermitas para mostrar la devoción a la Virgen, como a la de l’Avellà, pero desde el siglo XIII la población de Catí va de romería a una ermita situada a 54 Km. de la villa y que les lleva hasta la de San Pedro de Castellfort, a 1.282 metros de altura.  


CUÁNDO VISITARLA

En fiestas:
-La fiesta mayor en honor a la Asunción de la Virgen se celebra sobre el 15 de agosto.
-San Antonio. Tercer fin de semana de enero.
-San Vicente. Segunda semana de Pascua.
-Romería al santuario de l’Avellà. 8 de septiembre.
-San Martin de Tours (patrón de la localidad) 11 de noviembre.
-Romería de S. Ramón de Castellfort. Primer sábado y domingo de mayo.




MÁS INFORMACIÓN

Ayuntamiento de Catí (una de las webs más completas que he visto):  http://www.cati.es/


CÓMO LLEGAR
Desde Valencia:
Por la AP-7 hasta la salida de Benicarló-Peñíscola. Luego continuar por la N-340 hasta el cruce deMorellaAlcañizZaragoza (N-232) hasta el cruce de Catí y continuar por la CV-128 hasta llegar a la villa.
Por la A-7 (hasta el aeropuerto de Castellón en Cabanes) después continuar por la CV-10 hasta Sant Mateu donde cogeremos la nacional a Morella.
Por la N-340, dirección N hasta el cruce de Morella.  
Desde Barcelona.
Por la AP-7 hasta la salida Vinaròs-Ulldecona. Continuar por la N-238 (CV-11) hasta la N-340 en Vinaròsen dirección S hasta el cruce de Morella, donde cogeremos la N-232.  
Por la N-340, dirección S hasta el cruce de Morella.
Desde Zaragoza.
En este caso, la N-232 nos llevará prácticamente a las puertas de Catí.  




(*) Algunos platos pueden ir acompañados de vaquetes (o caracoles de montaña)  Es una variedad que en algunas comunidades como Catalunya está protegida, por lo que las que se sirven en los restaurantes han de proceder de criaderos. Es el caracol más limpio, ya que su hábitat natural son las zonas donde abundan las hierbas aromáticas como el romero o el tomillo, de las cuales coge el sabor.

(**) Encontré un menú del restaurante Casa de Banys que se sirvió en las III Jornadas Gastronómicas de la Trufa este año 2014. Hay platos tan sugerentes como estos: Mini canelón de anchoas y bacalao trufado, crema de almendras con mini albóndigas trufadas, alubias con perdiz y trufa, cochinillo crujiente con trufa i tataki de atún con cebolla caramelizada y salsa de soja con trufa… Buen provecho.