dimecres, 5 de novembre de 2014

TÍRIG: REGRESO AL MESOLÍTICO

La primera vez que vi el barranco de la Valltorta (un topónimo que significa valle torcido o curvado) desde la plataforma de roca caliza que da a la Cova dels Cavalls (Cueva de los Caballos) quede impresionado por su magnitud.
Desde entonces ya han pasado unos quince años y he vuelto allí en varias ocasiones, siempre acompañando a algún amigo para enseñarle el paraje.
El pasado viernes 9 de mayo regresé a la Valltorta acompañando de unos familiares de Francia. Después de recorrer las distintas salas del museo que hace las veces de centro de recepción de visitantes, nos unimos a un grupo escolar para visitar la Cova dels Cavalls.
Para llegar hasta allí se recorre una distancia aproximada de 1 Km. El acceso es fácil y apto para la mayoría de las personas. Una vez se ha llegado a la plataforma que da al barranco, hay que descender por unas escaleras de piedra hasta llegar a una puerta que cierra el paso a posibles intrusos. Se sigue descendiendo por una paso estrecho donde resulta imposible que pase más de una persona a la vez hasta llegar a una pasarela metálica que facilita el acceso hasta el abrigo, porque aunque se le llame cueva, hay que recordar que el Arte Rupestre Levantino se pintaba en abrigos que son cavidades de escasa profundidad.  
Una vez en el abrigo el guía te explica el origen y el sentido de pinturas e interpreta el significado de las pocas figuras humanas y animales que aún se conservan. También da cuenta de los actos vandálicos, a menudo hechos de forma inconsciente, que sufrieron las pinturas hasta que se percataron de su importancia.  

EL DATO
Las pinturas rupestres de la Valltorta fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en el año 1998 y cuenta con 21 abrigos entre los que destacan los de la Cova del Civilla dels Cavallsde Centelles o del Puntal.


EL APUNTE
Todas las visitas son gratuitas, tanto la del museo como a los distintos abrigos. Consultar los horarios en la página web del museo.
En las distintas salas del museo se pueden ver objetos encontrados en las excavaciones así como una extensa explicación del resto de yacimientos existentes en la Comunidad Valenciana. También se proyectan audiovisuales.  

DÓNDE HOSPEDARSE
En Tírig existen algunos establecimientos rurales (ver web del ayuntamiento)

DÓNDE COMER
A unos 250 metros del museo hay un camping, en cuyo bar sirven comidas aunque no estés acampado.
A unos quince quilómetros, en Sant Mateu, la capital de la comarca del Alt Maestrat existen varios restaurantes.
Nosotros optamos por el restaurante Casa de Banys, en Catí, en el balneario de la Font de l’Avellà.

QUÉ VISITAR
-Sant Mateu, declarado conjunto histórico-artístico nacional.
-Catí, también declarado conjunto histórico artístico y que posee algunos edificios de estilo gótico civil bastante interesantes como la Lonja o Casa de la Vila y la Casa Miralles.
-Ares del Maestre, un enclave muy importante en la época de la Reconquista de Valencia por Jaime I el Conquistador.  


OTRAS CONSTRUCCIONES DE INTERÉS
Son muy típicas las construcciones denominadas de piedra en seco o sea sin argamasa. Las más interesantes son las barracas donde se solían resguardar pastores y agricultores.  
QUÉ COMPRAR

-Tanto en Sant Mateu como Catí, el queso tierno de cabra; aunque también los hay de curados y semicurados.  
-También son típicos otros productos como la cecina, el aceite de oliva y la miel.

CÓMO LLEGAR
Desde Valencia: tomar la A-7 y CV-10 autovía de la Plana dirección Castellón hasta Pobla Tornesa, luego continuar hacia Cabanes-Sant Mateu, hasta el cruce con la CV-131 Tírig-LaValltorta.
- Desde Castellón: por la CV-1520 (ctra. Borriol) o por la CV-16 hasta el cruce con la CV-10, dirección Sant Mateu, hasta el cruce con la CV-131 Tírig-La Valltorta.
- Desde Barcelona: por la AP-7, salida 42 Ulldecona. Tomar la N-238 hasta el cruce con la N-340 en Vinaròs, coger en Vinaròs N-232 dirección Morella hasta el cruce con la CV-132 dirección Sant Mateu. En Sant Mateu la CV-130 dirección Tírig-La Valltorta.



EL CUENTO
Se explica que una vez iba un lobo con un queso en la boca. Se encontró con un zorro y éste le preguntó:
-Lobo, ¿tú de qué pueblo eres?
Y el lobo le respondió:
-De Albocasser (un pueblo vecino de Tírig)
Para pronunciar el nombre, el lobo abrió tanto la boca que se le cayó el queso. Rápidamente el zorro lo cogió y lo apretó entre sus afilados dientes.
Entonces el lobo le quiso hacer la misma estratagema y le preguntó:
-Y tú, zorro, ¿de qué pueblo eres?
-De Tírig, de Tírig, le respondió sin separar las mandíbulas.
 El escritor francés Jean de la Fontaine recogió una fábula muy parecida aunque los protagonistas eran un lobo y un cuervo.    

ENLACES DE INTERÉS
Ayuntamiento de Tírig: http://www.tirig.es/
Museo de la Valltorta: http://www.valltorta.com/
Alojamiento y restaurante Casa de Banys en Catí:
OTROS ENLACES